La Audiencia de Almería ha condenado a una mujer identificada por las iniciales M.L.C.C. después de que hubiera ocultado durante 27 años la muerte de su madre a la Seguridad Social y hubiera seguido cobrando la pensión de viudedad que esta percibía, lo que originó un perjuicio a las arcas públicas de más de 61.200 euros.

En concreto, se le ha impuesto una pena de un año y seis meses de prisión por un delito contra la Seguridad Social y otro de falsedad documental, ya que la acusada disponía del dinero que seguía ingresándose en las cuentas corrientes de su madre.

La encausada, que reconoció los hechos y que ya había devuelto parte de lo que había defraudado, fue condenada además a una multa de seis meses a razón de dos euros diarios así como al pago de una indemnización de 30.800 euros.

La sentencia considera probado que la mujer ocultó a la Tesorería General de la Seguridad Social la muerte de su madre, que había fallecido en junio de 1989, lo que le permitió seguir percibiendo la pensión hasta octubre de 2016. Así, después de que la Administración iniciara en enero de 2017 los trámites para recuperar las cantidades, la mujer habría presentado un escrito firmado por ella misma en el que hacía constar que su madre había fallecido el 18 de diciembre de 2016 en Australia a sabiendas de que no se correspondía con la realidad, según sostuvo el Ministerio Público.

Leave a Reply